On 13 jul. 2009 2 Comentarios

Un símbolo del Sevilla triunfador de los tiempos modernos acaba de dejar la disciplina del primer equipo andaluz. Enzo Maresca se va con más pena que gloria después de mostrar todo su fútbol durante las dos primeras campañas que estuvo en Nervión. Su nombre queda marcado para siempre en la historia del fútbol sevillano, siempre será recordado como el héroe de Eindhoven, donde marcó dos goles y fue proclamando mejor jugador del partido. Así se ponía remedio a una sequía de varias décadas sin títulos, un maleficio que duraba desde los años sesenta hasta aquel mágico 10 de mayo en el Philips Stadion.

Grazie Mille Enzo

Era su primera temporada en el equipo, la primera de cuatro largas campañas en las que el salernitano fue de más a menos. En la segunda también participó bastante, siendo una pieza fundamental en la consecución de la Supercopa de Europa o en la segunda Uefa Cup. Pero con la llegada de Poulsen y más tarde de Keita, su figura fue desvaneciéndose y se veía relegado al banquillo en más de una ocasión. Aún así se rehizo, y justo la pasada pretemporada parecía haber renacido el mejor Maresca. Un inicio de temporada excepcional hacían que el italiano se ganara la renovación, fue ascendido a capitán y contaba con los galones por parte del mister.

Todo explotaba durante la primera vuelta cuando unas desafortunadas declaraciones contra algunos de sus compañeros y contra el propio entrenador hacían saltar por los aires toda esperanza. La convivencia en el vestuario era difícil y, aunque aún jugó algún que otro partido, el futuro más próximo pintaba mal para él. Su alta ficha también jugaba en su contra y el desenlace anunciado de esta película se acaba de hacer oficial: Maresca sale del Sevilla rumbo a Grecia. Aunque su salida era ya necesaria, el sevillismo siempre lo recordará como su Capo... Il Capo Maresca.

Relacionados: "Il Capo de Nervión", "Maresca Siempre", "El retorno del Salernitano"

2 Comentarios:

MAGASE dijo...

todo un crack nuestro enzo,ya será nuestro hasta la eternidad,inolvidable esos dos goles en nuestra primera uefa,me quedo con el comentarista jesus alvarado gritando esos dos golazos que nos metieron de lleno en el podio a por la copa primera que levantó nuestro javi navarro.

El Hablador dijo...

Esa narración de Alvarado, aún a día de hoy pone los pelos de punta.

No podemos hacer otra cosa que no sea desearle lo mejor al bueno de Maresca.

Mail ElPelotasoBlog ElPelotasoBlog