On 15 sept. 2008 0 Comentarios

La primera victoria del Sevilla en casa deja dos protagonistas indiscutibles: el gol y Enzo Maresca. El festival de goles dejó seis tantos en la primera parte y otro más en los segundos cuarenta y cinco minutos. La sensación cuando el Sporting se adelantaba hasta en dos ocasiones era de que el Sevilla tarde o temprano acabaría llevándose todos los puntos en litigio, que siempre hubiera marcado un gol más que el rival.

Casi cada acercamiento asturiano se contaba por un tanto, prácticamente tres en todo el partido, sin embargo los sevillistas asediaban sin excesivo esfuerzo el área contraria. La solidez defensiva es algo mayor que la pasada campaña, pero todavía se ofrecen pequeños desajustes que si van acompañados por algo de fortuna, como tuvo el Sporting, se convierten en losas que pueden aplastarte en cualquier momento inesperado. No es normal que un recién ascendido se lleve un botín de tres goles en el Sánchez-Pizjuán.

1-Maresca siempre

Los goles en contra... ese precisamente fue el mal mayor que el año pasado dejó a los andaluces sin Liga de Campeones. Pero hay que centrar las miradas una vez más en un futbolista que viene confirmando todo lo visto en pretemporada, Vincenzo Maresca. El salernitano volvía a dar una de esas lecciones sobre el tapete de Nervión, una de esas clases magistrales de como se debe llevar el timón de un gran barco. Hizo y deshizo a su antojo, dando pases milimétricamente medidos, desahogando el juego a la otra banda en el momento preciso, goleando, etc. ¿Cuánto puede costar ahora mismo en el mercado un pelotero de sus características?

0 Comentarios:

Mail ElPelotasoBlog ElPelotasoBlog