On 15 ene. 2009 0 Comentarios

No hay otra cosa que destaque más que el cambio de imagen sufrido por el equipo desde hace unas jornadas, curiosamente desde que el Deportivo de la Coruña entrara a formar parte de la cotidianidad del Sevilla. Ya destacábamos en artículos anteriores la capacidad de aprendizaje de Manolo Jiménez, a parte de su sevillismo y sus ganas de trabajar duro. Parece que poco a poco va tomando conciencia de que este equipo está diseñado para atacar, que poniendo sobre el tapete a dos de los mejores delanteros del globo, dos alas veloces y un manijero por detrás como pueden ser Romaric o Renato la cosa suele ir bien.

Ofensiva Riazor

Acertado planteamiento presionando arriba, como en tiempos pasados, con los dos arietes en paralelo apretando a los dos centrales. Y es que se nota significativamente cuando las líneas, todas, están unos 20 metros más adelantadas de lo que viene siendo habitual. Tampoco se cayó en el nefasto error de acularse en los minutos finales permitiendo crecerse al rival. La estampa de Génova no se repitió, y el Sevilla salía a comerse al Depor desde el primer minuto, prueba de ello el gol conseguido cuando el reloj aún marcaba el segundo 30 de partido.

Parece que la cosa va tomando un buen rumbo, sobre todo en cuanto a sensaciones. En la siguiente ronda espera el Valencia, que sueña con alcanzar una finalísima de la Copa del Rey que este año se disputa en su propio campo. Mirar más allá de esta próxima eliminatoria sería perjudicial, pero de pasar el panorama se presentaría alentador, el rival en semifinales sería el vencedor del partido entre Sporting y Athletic/Osasuna. Soñar con una hipotética nueva final en blanquirojo se antoja algo distante, pero posible. ¿Por qué no...?

0 Comentarios:

Mail ElPelotasoBlog ElPelotasoBlog