On 6 feb. 2009 0 Comentarios

La decadencia del que antaño fue el duelo más pasional del fútbol español va en aumento con el paso de los años. El evento pierde cada vez más fuerza, más empuje, más todo. Este espectáculo deportivo que paralizaba la ciudad por un fin de semana cae en el olvido cada día con mayor rotundidad, la situación es preocupante. Hoy día la afición sevillista se guía por la inercia dual de esta bendita ciudad, nada más. Tres puntos en juego que antiguamente eran más... mucho más que eso.

No se puede evitar sentir nostalgia de aquel cosquilleo en el estomago que precedía la semana inmediatamente anterior al choque. Esos programas especiales en radio y televisión, ese pique sano en el rellano de las casas o en la barra de un bar. Pero para bien o para mal, ya nada tiene que envidiar un Sevilla-Betis a un Valencia-Levante, a un Barcelona-Espanyol o a un R. Madrid-Rayo Vallecano. Todavía existen residuos de lo que ayer era extraordinario, pero que hoy sea ha convertido en habitual.

Derbi descafeinado

Poco pueden aportar que aficionados béticos intenten violentar una reunión de sevillistas preparando un tifo. Tampoco que el entrador rival meta la pata pocas horas antes del derbi. No hay respuesta por la otra parte, la blanquiroja. Un Sevilla acostumbrado ya a lidiar con empresas mucho más grandes e importantes. La realidad está siendo narrada a la perfección desde varios lugares, quizás las formas no sean lo más políticamente correctas, pero es perfecta la descripción del portal SevillaGrande.com. O esta otra de la magistral PalanganaMecánica.

Todo puede suceder en un partido a tres puntos, porque eso es en lo que se ha convertido. Obviamente si la normalidad se impone el Sevilla mañana contará con 41 puntos en su casillero, pero nada más.

0 Comentarios:

Mail ElPelotasoBlog ElPelotasoBlog