On 22 jul. 2008 0 Comentarios

Llegaba en 2003 a Sevilla un balear que curiosamente procedía de las otras islas, las Canarias. Respondía al nombre de Pep Lluis, aunque como es natural, pasaría poco tiempo hasta que todos sus compañeros pasasen a llamarse Pepe. Tan sólo hay que asomarse al currículum que arrastra para darse cuenta de todo lo vivido durante estos cinco años por Martí y el Sevilla FC. Ya sirvió como preparatoria la cesión del pasado invierno a la Real Sociedad de San Sebastián, la salida definitiva estaba próxima.

Pep Martí junto a David Castedo

Atrás quedan muchos y muy buenos recuerdos. Cinco títulos, dos nacionales y tres internacionales, otras tantas participaciones en competiciones europeas entre Uefa y Champions, e incluso llegó a hablarse de internacionalidad con España. Tampoco hay que ocultar el otro lado de la moneda, sin lugar a duda alguna, estamos hablando de uno de los mejores amigos que el difunto Antonio Puerta tuvo dentro del vestuario y de los que más ha sufrido esta pérdida.

José Luis Martí, un hombre en la máxima expresión de la palabra. Uno de esos a los que no le gusta ser considerado como una estrellita mediática, a los que las cámaras no suelen apuntar en primer plano, pero un tipo de esos que son irremediablemente necesarios tanto dentro del terreno de juego como en el mismo vestuario. Se le echará de menos.

0 Comentarios:

Mail ElPelotasoBlog ElPelotasoBlog