On 9 jun. 2010 0 Comentarios

La montaña rusa de información que arrastra Luis Fabiano no cesa. Un día parece inminente su marcha y al día siguiente se vislumbra cercana su renovación. Partimos de la base de que hablamos de uno de los mejores delanteros en la historia sevillista, un ariete que en los últimos años ha pasado a ser leyenda blanquiroja, por siempre. Recientes noticias hablan de que el AC Milan viene en serio a por él. Decimos en serio porque hay que tomar como broma la última intentona rossonera por hacerse con los servicios del diez del Sevilla. O lo que es lo mismo, del nueve de Brasil. El pasado verano se deslizaron con una ridícula oferta: 14 millones de euros. Las carcajadas retumbaban desde la Calle Sierpes hasta Piazza del Duomo. Esta vez, repetimos, parecen haberse tomado más en serio el asunto y se presume que pondrán mucha más carne en el asador.

El Pelotaso Blog

Hablamos de una operación en la que habría dinero, entorno a los 10 o 12 millones, y el pase del holandés Klaas Jan Huntelaar. Algo que a priori, y sin conocer todo lo que entraña una negociación de este calibre, no suena nada mal. Olvidémonos de la suma de euros, olvidémonos hasta de Luis Fabiano, no intentemos comparar a dos jugadores tan dispares en su modo de juego. Evitemos ponerlos en una balanza en la que, inevitablemente, siempre saldría ganando el brasileño. Por muchas circunstancias, incluso sentimentales, todos los sevillistas elegiríamos la continuidad de O'Fabuloso. Hablemos ahora del holandés, del posible relevo en la punta del ataque. Pocos sustitutos mejores se me vienen a la mente en estos momentos, tanto por calidad, como por las posibilidades económicas del club. La oportunidad se antoja irrepetible, las circunstancias únicas.

Hablar de Huntelaar (26 años) hace escasos tres años, era hacerlo de uno de los delanteros jóvenes con más proyección. Un goleador de los más codiciados por los clubes poderosos de la vieja Europa. El Real Madrid tiró la casa por la ventana pagando por él más de 20 millones al Ajax. La habitual mala planificación de los merengues le hicieron trasladarse muy pronto al fútbol italiano. Esta pasada temporada ha sido su primer año en el calcio, y sus registros allí son calcados a los firmados en la capital de España, en todos los sentidos. En ambos destinos se contó poco con él, sin embargo sus números siempre fueron buenos. Hablamos de sumar casi una decena de goles en escasos veinte partidos disputados. Además, la posible adquisición de Klaas Jan Huntelaar pondría de nuevo a Sevilla en el mapa futbolístico, una vez más. Se trataría de la contratación de uno de los depredadores del área más reputados, de lo más prestigiosos.

Con el alma rota por Luis Fabiano, obviamente, pero sería un sueño vestir con la casaca sevillista a un jugador de este calibre. La ficha que debe arrastrar el muchacho después de pasar por dos de los clubes más poderosos del mundo debe ser curiosa. Aunque bien haría en bueno de Huntelaar en salir de Italia cuanto antes, no sea que se le pase el arroz.

0 Comentarios:

Mail ElPelotasoBlog ElPelotasoBlog