On 7 abr. 2010 0 Comentarios

Independientemente de si se logra el título de Copa y sí finalmente se consigue alcanzar un puesto entre los cuatro primeros, este verano deberían hacer una buena limpieza en el vestuario. Es seguro que desde el club habrán aprendido la lección y no se cometerán los mismos errores del pasado, defendiendo mediante el método mosqueriano a futbolistas que ni tienen, ni tendrán ya el nivel para rendir en un equipo con las aspiraciones del Sevilla FC. Las circunstancias de cada uno son individuales, cada jugador de esta lista tiene su historia propia, diferentes en muchos aspectos pero similares en una: no pueden seguir vistiendo la casaca sevillistas en la temporada 01/10. A nuestro juicio, la relación de salidas urgentes que debe afrontar la Secretaria Técnica es la siguiente:

Romaric Presentado

Romaric: sus actos de indisciplina y escaso ritmo para la competición española lo invalidan para jugar al máximo nivel. No hay más. Pudiera tener cierto mercado entre la clase media/baja del fútbol galo.

Konko: condiciones se le presumen, puesto que cuando ha gozado de una mínima regularidad se le han intuido condiciones para defender aseadamente el lateral derecho. Sin embargo, su grado de implicación y compromiso le hacen ser desesperante. Confiamos en que aún tenga un buen cartel en la Serie A italiana e incluso en Francia.

Chevantón: el gasto de 8 millones que hizo el Sevilla FC en su día no está compensado para nada con el rendimiento que ha dado desde que llegó. Quizás Italia sea su destino más idóneo.

A. Koné: la mala suerte ha golpeado al africano desde que puso pie en la capital andaluza. En este caso hablamos más de ausencia de fortuna que de cualidades futbolísticas, pero lo cierto es que para él ya no hay más oportunidades. Su mercado podría ser todavía amplio dada su relativa juventud, en muchas ligas europeas deberían interesar sus servicios.

Stankevicius: en clara cuesta abajo desde que llegó, de más a menos rotundamente, su cláusula de recompra es excesivamente alta para sus prestaciones. Entre 4 y 5 millones por la cesión y posterior opción de compra son una exageración para el que debiera ser suplente del lateral derecho o de algún central titular.

Lolo: probablemente un aceptable jugador de relleno, impensable como punto de equilibrio de un equipo como el Sevilla. Muy válido como moneda de cambio en futuras operaciones.

Duscher: su tiempo ya ha pasado. El alto nivel competitivo se le queda ya muy, muy grande.

De Mul: inédito hasta rozar el insulto, incluso cuando las lesiones y sanciones azotaban a los titulares en su lugar. Evidenciado por todos los entrenadores desde su llegada, nadie nunca confió en él. Equipos del centro de Europa deben ser su destino.

Acosta: un jugador que necesita imperiosamente un cambio de aires, sea como venta o como cesión, ideal esto último. Sus constantes problemas físicos no le han permitido alcanzar siquiera la veintena de partidos en dos años.

Crespo (vuelve de cesión): nivel mínimo para la Primera División, su actual equipo (Racing de Santander) tampoco cuenta con él.

D. Prieto (vuelve de cesión): no es ni titular en el colista de la categoría.

Casado (vuelve de cesión): no está capacitado para defender el lateral zurdo de un equipo medio/alto de la Liga.

0 Comentarios:

Mail ElPelotasoBlog ElPelotasoBlog