On 10 feb. 2010 0 Comentarios

La historia del más grande equipo de fútbol de toda Andalucía se escribe en partidos como el de esta noche. Los más de cien años (muchos más) que esta bendita ciudad lleva prestándole el nombre a su equipo, tienen su razón de ser en acontecimientos como el de hoy. Ya son muchos los honores que, a lo largo del tiempo, este club ha cosechado para gozo y disfrute de su gente, por todos es sabido. Pero para que este nuevo sueño se cumpla, todavía queda un último obstáculo en el camino, noventa minutos son los que separan al Sevilla Fútbol Club de una nueva final de la Copa de España.

Renato en el Calderón

Imprevisible equipo este Sevilla de hoy por hoy. Capaz de ganar con descaro al Real Madrid o dispuesto a dejar en la cuneta a un monstruo llamado FC Barcelona, de igual pierde toda su magia dejándose ganar por un Atlético de Madrid cualquiera o ante un Real Zaragoza que lucha por eludir los puestos más bajos de la clasificación. Una montaña rusa capaz de estrellarse contra el suelo y en un instante levantar el vuelo hasta lo más alto. Ese es precisamente el peligro, eso es lo que pone en riesgo el partido y la eliminatoria… nada más y nada menos que el propio Sevilla. ¿Qué cara de la moneda veremos sobre la hierba madrileña?

Eso es exactamente lo que parece este equipo actualmente, una moneda lanzada al aire. Si sale cara, los grandes jugadores que tiene este equipo desmontarán pieza a pieza el Coliseo Alfonso Pérez hasta hacerlo escombros. Si sale cruz, que cada uno rece lo que sepa. En Getafe ya preparan el partido como solo un equipo sin afición puede hacer, regalando entradas por aquí y por allá. Por su parte, la hinchada blanquiroja se desplazará al sur de Madrid en un número que rondará las mil quinientas personas. Ellos, no cabe ninguna duda que saldrán a por nosotros, salgamos también nosotros a por ellos.

0 Comentarios:

Mail ElPelotasoBlog ElPelotasoBlog