On 6 nov. 2009 0 Comentarios

Por fin Jesús Navas se decide a dar ese paso adelante que tanto tiempo se lleva esperando y será citado el próximo lunes por Vicente Del Bosque para los dos próximos compromisos de España. El comunicado oficial se producía horas después del empate europeo ante el Sttutgart, un resultado que deja muchas lecturas a este congelado Hablador. Una de ellas es que se repite aquello de que a este equipo le basta jugar al trote para ser mejor que el contrario, también en la máxima competición por clubes del mundo. Tan solo mediada la segunda parte sufría Javi Varas el acoso de los teutones, a ello ayudaba un Ndri Romaric en pésima forma física y el hueco dejado por Aldo Duscher tras verse obligado a retirarse.

Resaca Champions

Este último punto trae de cabeza a los más críticos con el entrenador, puesto que era evidente que el jugador argentino no se encontraba al cien por cien. Evidencia clara de ello es que, justo antes de saltar al campo, fue sometido a un largo masaje en la misma zona que se rompería poco después de ponerse a corretear por el campo. Tampoco tuvo suerte Arouna Koné, relevado a la media hora de partido por un fuerte golpe en el pecho. El Sevilla debe aprender algo muy importante después de este resultado, debe aprender a sufrir... De idéntico modo que lo hizo ante el Real Madrid, cierto es que con un efectivo menos sobre el terreno de juego, pero también ante un rival que no pasaría del octavo puesto en la competición española.

El gol de Navas lo igualaba Kuzmanovic en la segunda mitad tras una carambola inesperada, pero el palaciego volvía a salirse y fue de nuevo el mejor hasta que se contagió del ritmo que presidía el encuentro. Como decíamos, por fin tendremos la oportunidad de ver a otro sevillista con La Roja, damos por supuesto que acompañando a Negredo. La memoria alcanza a recordar una convocatoria nacional con dos sevillistas presentes, fue a principios de la pasada campaña, cuando coincidían Diego Capel y Fernando Navarro. Para encontrar otro precedente más antiguo quizás tengamos que remontarnos a los años ochenta, con Rafa Paz y el propio Manolo Jiménez.

0 Comentarios:

Mail ElPelotasoBlog ElPelotasoBlog