On 25 oct. 2009 1 Comentarios

En 1997 se estrenaba a bombo y platillo una película basada en hechos reales que trataba sobre el hundimiento de un barco, Titanic. Todo el mundo sabía perfectamente como acababa la historia, incluso se conocían detalles de la propia trama antes del día del estreno. Sin embargo esto no impidió que millones de personas alrededor del mundo fueran a las salas de cine a verla, convirtiendo a esta superproducción americana en el film más taquillero de todos los tiempos. La película obtuvo un enorme éxito de crítica y público llegando a ganar 11 Oscares, incluyendo Mejor Película, y sus actores se hicieron mundialmente famosos. Algo muy parecido a esto tuvo lugar el día de ayer en el sevillano barrio de Nervión, todo el mundo sabía el final, pero allí se quedaron para observarlo.

El partido de fútbol podría haberse prolongado hasta el momento en el que han sido escritas estas líneas y a buen seguro el resultado final seguiría siendo el mismo, cero a cero. Pueden ustedes apostar sobre seguro a que, por mucho que los jugadores sevillistas lanzaran balones al arco, siempre habría una mano o un muslo salvador de Kameni que, apareciendo de la nada, hubiera disipado de un plumazo las esperanzas blancas. Curiosamente allí se aglomeraban hasta 40.000 personas que, desde el paradón del meta rival a tiro de Navas a los escasos minutos del arranque, conocían a ciencia cierta el desenlace de la historia. Tan sólo había que percatarse de los andares del espigado camerunés para darse cuenta de que esa era su noche.

Sevilla vs Espanyol

Sucede de cuando en vez (que diría aquel), un portero visita Nervión y ves que conforme pasan los minutos va tomando una confianza sobrenatural. Si no es batido con premura, lo más sano es comenzar el desfile hacia los vomitorios y aguardar una mejor ocasión. Ya puede tu equipo jugar a las mil maravillas, tocar el balón con presteza, abrir a bandas y colgar un centro a la cabeza misma del ariete que remata en área chica... Kameni. Si Jiménez se empeñara en vestir de corto a todos los delanteros centros de la primera plantilla, promocionar alguno de filial e incluso solicitar la cesión por unas horas de Cristiano Ronaldo... Kameni. No hay dudas de que hoy el cancerbero africano tendrá sobre su mesa varios contratos en blanco de los mejores clubes del globo, no en vano anoche pasó a ser el mejor meta del mundo sin discusión.

De nada vale que el encargado de impartir justicia ayer se tragara un claro penalti por manos en el interior del área, que el central argentino Pareja debiera haber sido expulsado muchos minutos antes de cuando realmente lo fue, que se le concediera el perdón de irse a la ducha antes de tiempo varias veces al lateral David García por violencia reiterada sobre Navas, etc. Repitan conmigo: K a m e n i

1 Comentarios:

Pâm-LF dijo...

holaaaaaaaaaaaaaaaa como estas?
anda sumido do meu blog =/

um beso

Mail ElPelotasoBlog ElPelotasoBlog