On 2 sept. 2009 0 Comentarios

Mientras se vierten feroces críticas sobre el cuerpo técnico del Sevilla FC, nadie se repara en hacer si quiera un breve análisis de otro apartado de vital importancia, el plantel de jugadores. Algunos consideran apresuradas las voces que proliferan estos días en contra de todo lo que huela a Manolo Jiménez. Y no dejan de estar en lo cierto, puesto que estamos aún en la jornada número uno, pero el hastío de una historia que se repite una y otra vez puede llegar a cansar al más paciente de los sevillistas. Cada partido de las próximas semanas será tomado como una final para la figura del entrenador, no queremos ni imaginar lo que significaría un tropiezo la próxima jornada ante el Zaragoza en casa.

Javi Navarro se despide

Pero, retomando el tema, nadie puede permitirse dudar de que se haya conformado un buen equipo para este año. Los hay que todavía andan lamentándose de que no hubiese llegado finalmente un medio centro de perfil creador, y no se equivocan demasiado, pero es innegable que el esfuerzo realizado colma las expectativas. Sin embargo puede haber algo de lo que esta plantilla de jugadores adolezca, algo que no debe faltar nunca en un equipo campeón, algo que no se entrena, carácter. Podríamos estar hablando de una ausencia de líderes en el vestuario. Nunca es bueno acordarse en momentos como estos de los que ya no están, pero es inevitable no recordar hombres como Javi Navarro o Pep Martí. Un simple gesto, una voz dada a tiempo, un espíritu que dota al conjunto de confianza y garra.

Nadie se imagina ahora a Jesús Navas, a Kanouté o al brasileño Adriano haciendo ese papel tanto dentro del vestuario, como en el propio terreno de juego. A primera vista, ese rol lo podría estar cumpliendo tan solo el veterano Andrés Palop, pero obviamente desde una parcela tan específica como la portería es imposible hacerse notar. Quizás ese pueda ser uno de los puntos flacos de este Sevilla FC 09/10, una de las características olvidadas a la hora de confeccionar la plantilla de este año. Algo tan necesario a veces como correr muy rápido o rematar bien de cabeza, un líder.

0 Comentarios:

Mail ElPelotasoBlog ElPelotasoBlog