On 16 sept. 2009 0 Comentarios

La Copa de Europa rebosa hoy por todos los rincones de una ciudad que, hoy más que nunca, respira ese ambiente del viejo continente gracias a la climatología. Aunque no se espera lluvia a la hora del partido, la estampa de una Sevilla cubierta por débiles nubosidades, esa bajada sensible de la temperatura y ese olorcillo a tierra mojada hacen un marco ideal para el estreno en la competición más prestigiosa del mundo a nivel de clubes. Importa poco el rival, lo verdaderamente relevante es que la Copa de Europa (que bien suena) vuelve a casa de la mano del Sevilla FC, como no podía ser de otra manera. El Grande del Sur afronta con altas expectativas su tercera participación en un torneo que hace tiempo pasaba por ser un simple sueño.

Manolo Jiménez presenta una lista de convocados altamente competitiva, de la que se caen por lesión Konko y Aldo Duscher, y en la que aparecen nuevamente Kanouté y Sergio Sánchez. El espíritu debe ser el mismo que hizo gozar de lo lindo al graderío en el partido ante el Real Zaragoza, todo lo que no sea morder al rival y alzarse con los tres primeros puntos sería una desilusión similar a la del pasado estreno liguero. La ocasión es ideal para iniciar con buen pie una fase de grupos en la que no debe haber ocasión para ningún tipo de sorpresas. Tampoco sería mala idea entrar en rotaciones, de cara al próximo martes en Pamplona, si el choque se pone de cara y las circunstancias lo permiten.

El fútbol, con letras mayúsculas, llega al Ramón Sánchez-Pizjuán por la puerta grande. El Sevilla se convierte ya prácticamente en un habitual de tan prestigioso salón, ¡qué comience el baile!

0 Comentarios:

Mail ElPelotasoBlog ElPelotasoBlog