On 20 may. 2009 0 Comentarios

Parece mentira que un fenómeno del fútbol tenga que dejar este deporte precipitadamente cuando a simple vista no tiene ninguna tara física que se lo impida, claro que la procesión va por dentro, y esa maltrecha rodilla dijo basta. Aún cuando la rueda de prensa estaba a punto de iniciarse muchos sevillistas miraban atentos la pantalla con la esperanza de que lo que se anunciara fuera otra cosa... una ampliación de contrato que diera cierto respiro a este genio de la zaga, incluso la posibilidad de un retorno por todo lo alto que rompiera los esquemas del más pintado.

Hasta Siempre Capitan

Pero la rueda de prensa ya estaba anunciada desde varios días antes y la cuestión estaba clara, Javi Navarro dejaba el fútbol profesional. Es ese tipo de futbolista marcado con una equis por la prensa madrileña, etiquetado de por vida sin posibilidad de retorno alguno. Quizás eso ha sido uno de los motivos por los que el sevillismo hizo piña alrededor de él, cuando una injusticia es tan sangrante la gente se une inquebrantablemente. A partir de aquí cualquier ciudadano medio español le repugnaría la idea de tener alguien como Javi en su propio equipo.

Claro que en su fuero interno, todos querrían para su club un central de esas características, fuerte, expeditivo, a la vieja usanza, con las espaldas anchas capaz de soportar toda la presión. Javi Navarro se despedía ayer del fútbol en activo para pasar a engrosar una lista muy preciada, pasaba de ser un futbolista corriente a ser un mito. Es en este momento y no en otro cuando una carrera profesional adquiere sentido total, porque es en este momento cuando pasa a ser inmortal. Hasta siempre capitán.

Enlace de interés: Adiós a Javi Navarro, mito del sevillismo

0 Comentarios:

Mail ElPelotasoBlog ElPelotasoBlog