On 24 sept. 2008 0 Comentarios

Mientras que el sector más crítico, hasta lesivo a veces, hace toda la sangre posible en el tema de la alineación del derbi, al otro lado los más cercanos a Jiménez y aquellos que están bajo el manto del propio club lo defienden a capa y espada o hasta pretender que se mire hacia otro lado. Pero como diría aquel, en el término medio está la virtud. Ni el técnico se puede ir de rositas, ni se le debe sentenciar.

Por los seguidores de este blog es bien sabido que nuestra opinión es que Manolo Jiménez debería haber sido relevado en el banquillo al término de la pasada campaña. La opción Marcelino no se tendría que haber desaprovechado nunca. Pero una vez metidos en la arriesgada apuesta por el del Arahal, la partida debe jugarse hasta el final y con todas las consecuencias, salvo catástrofe impensable hoy en día obviamente.

Después de una pretemporada ilusionante, un comienzo de Liga en el que el mal juego ha venido sorprendentemente acompañado de aceptables resultados y controversias varias en el plano técnico-táctico, nunca la tercera jornada debe servir para tomar decisiones precipitadas. Cierto es que el partido de esta noche ante el RCD Espanyol puede ser una bomba a punto de estallar si las cosas no toman un rumbo propicio para los sevillistas, podemos estar ante un punto de no retorno, un punto de inflexión.

0 Comentarios:

Mail ElPelotasoBlog ElPelotasoBlog