On 14 jun. 2008 0 Comentarios

No era merecedora España de otra cosa que no fuera la victoria. Lo cierto es que este era un partido claramente destinado al empate, pero si alguno de los contendientes puso algo sobre la mesa para llevarse los tres puntos, esos fueron los pupilos de Luis Aragonés. El envite transitó por tres períodos fácilmente diferenciables durante los casi noventa y cinco minutos que duró, prórrogas incluidas.

El primer acto discurre desde el pitido inicial del árbitro, pasando por el primer gol español obra de Fernando Torres, hasta el empate de Ibrahimovic para los suecos. Los españoles salieron dominando descaradamente a unos nórdicos que esperaban atrás. Fruto de ello, el gol de 'El Niño' caía por su propio peso tras una jugada ensayada de córner. Lejos de significar una consolidación en el juego, los de amarillo se vieron en la obligación de salir de la cueva y esto descompuso el juego de toque de los hispanos. De ahí al empate del gigante interista a la media hora del inicio.

Luego de esto, el partido entró en una zona oscura en la que ninguno de los dos adversarios se hacía con el mando de manera evidente, mucho juego horizontal de una España indecisa y apelotamiento masivo de los suecos siempre por detrás del balón. Irreconocibles Xavi e Iniesta en la creación, nefasto partido de los laterales y falta de oportunidades para Villa y Torres a los que no se les suministraba ningún balón con un mínimo de decencia para fabricar peligro de cara a puerta.

El desenlace de la historia llega de la mano de un afortunado doble cambio en el que se incorporan Fábregas y Santi Cazorla. El dinamismo crece por momentos, pero corre peligro de contagiarse del ritmo cansino que impera en el partido. Sin embargo un nuevo ramalazo de David Villa en el descuento hace saltar por los aires la fornida muralla vikinga que resistía a los ataques constantes de los 15 últimos minutos del choque. Ya no se jugó más.

Ahora España se asegura el pase a cuartos y, a la espera del tercer partido, presenta sus credenciales para la competición. Por cierto, nuevamente elegido como mejor del partido el señor David Villa que se corona como máximo goleador en solitario de la Eurocopa 2008.

0 Comentarios:

Mail ElPelotasoBlog ElPelotasoBlog