On 21 dic. 2006 0 Comentarios

Estos cuatro números: 2,0,0 y 6 quedarán enmarcados con letras de oro en la historia del más grande de Andalucía.

Será un año inolvidable.


Todo comenzó el 14 de octubre del 2005 con el inicio del Centenario más grande que esta tierra verá jamás. Aquel mosaico el día del Alavés, el partido contra Brasil, el Pregón, la Feria, el Himno... todo.


Y llega el 2006, y llega el 27 de abril, llega el jueves de feria... el día del Schalke.


Es en este punto en el que se empieza cocinar una temporada maravillosa. Es el punto de inflexión, en el que pasamos de una gran temporada a una temporada... espectacular.


Creo que el resto de la película lo sabe ya todo el mundo.


Se va, se va el 2006.


Y se va dejando al club más Grande del Sur de España coronado como el mejor club del mundo según la Federación Internacional de Fútbol, Historia y Estadística.


Se va dejando al Sevilla Fútbol Club campeón de la Copa de la Uefa, de la Supercopa de Europa, líder de la Liga española, habiendo marcado durante este año el gol número 3000 y la victoria 800 en liga, algo al alcance sólo de los elegidos y que otros todavía están a años luz de conseguir.


Se va dejando al pichichi actual de la competición nacional en nuestras filas... ay dios mío.


Pero lo más importante es que se va dejando ese regusto en el paladar que muchos creíamos que nunca llegaríamos a saborear. Dejando en el pensamiento a muchos de los que ya no están entre nosotros para disfrutarlo junto a ellos. De que somos una generación afortunada de sevillistas, ya que muchos en el pasado lucharon para conseguir lo que hoy día es una realidad.




Vivimos un sueño del que poco a poco vamos despertando y haciendo realidad, desde aquel 10 de Mayo en Eindhoven.


Pero no, yo no quiero despertar.


Yo... quiero seguir soñando.

0 Comentarios:

Mail ElPelotasoBlog ElPelotasoBlog