On 7 may. 2010 0 Comentarios

El marketing es un anglicismo, un conjunto de técnicas tendentes a buscar un aumento del comercio, especialmente de la demanda. En el Sevilla andan últimamente locos por introducir colores y elementos que poco tienen que ver con los sellos distintivos de la entidad en sus más de cien años. Esta práctica es hasta cierto punto comprensible en los tiempos que corren, pero siempre que se haga con clase, con estilo. Unas cualidades que en esta parcela están totalmente olvidadas. La dinámica que el fútbol mundial viene adoptando, se orienta indiscutiblemente a plagar de publicidades y mensajes todo aquello que sea apto para tal fin. Las camisetas de los equipos de fútbol son el escaparate perfecto para los anunciantes. Pero por qué no hacer las cosas con un poco de sentido común.

Blanco y Rojo es mi color

Sevillanos, andaluces, españoles.
El lema que sabiamente implantaron: "sevillanos en Andalucía, andaluces en España y españoles en el Mundo" nunca pudo ser más acertado. Los colores de la ciudad de Sevilla son el blanco y el rojo, precisamente en los que esta inspirado el equipo de fútbol que abandera su nombre. Por lo tanto, muy rara tendría que darse la cosa para que no se fundieran correctamente. Los colores de Andalucía son el blanco y el verde, por lo que muy complicada se antoja esta unión. Más aún teniendo en cuenta ciertos factores bastante sensibles de esta ciudad. La bandera española es sin embargo roja y amarillo-gualda, por lo que es relativamente posible su combinación con la casaca sevillista. Todo esto está muy bien, pero si se decide introducir alguno de estos elementos es preferible que sea partiendo de una serie de principios, una lógica básica.

0 Comentarios:

Mail ElPelotasoBlog ElPelotasoBlog