On 4 mar. 2010 0 Comentarios

Por aquellas tierras de Madrid, tan lejanas y desconocidas, parecen haber descubierto a un chico que juega a la pelota como los ángeles, que regatea, desborda, centra y hasta marca goles de bella factura en ocasiones. Los sabios han puesto sus ojos en una criatura nacida en Los Palacios (Sevilla), alguien que hasta hace bien poco les era extraño pero con el que ahora no paran de filosofar. Bien haría Navas y su entorno en mantenerse lo más alejado posible de la maquinaria propagandística madrileña, no fuera a sucederle lo mismo que a otro joven valor nacional, del que ya aventuramos puede haber comenzado una cuesta abajo y sin frenos, más pronto de lo esperado la verdad.

El Duende

El arrojo con el que estos lumbreras hablan ya de un jugador de otro equipo como si fuera de su propiedad, analizando sobre el futuro esquema táctico del Real Madrid cuando llegue tal o cual futbolista, produce verdaderas nauseas. Cualquier aficionado al fútbol en este país, que no pertenezca a un equipo afincado en la capital del reino obviamente, habrá sentido alguna que otra vez esa sensación de que la prensa trate a tu propio club como si fuera de la República Checa o Mozambique. "Qué quiebro le ha pegado macho", decía Manolo Lama anoche cuando Navas se frenaba en seco y cedía el balón atrás ante un rival. No imaginamos lo que el locutor sentirá algún día si Jesús corretea por la banda del Bernabéu y hace un regate de verdad, de esos a los que nos tienen acostumbrados por aquí abajo.

Ayer era un momento ideal para el juego de las comparaciones que tanto gusta a los sabios, Ribery y Navas en el mismo terreno de juego, un hueco del periódico más para rellenar. Esperemos que el sector estratégico "quinceañeras" de venta de camisetas esté ya cubierto con Canales, pero es peligroso que los "mercaderes de la información" hayan descubierto por fin la dinamita.

0 Comentarios:

Mail ElPelotasoBlog ElPelotasoBlog