On 20 ago. 2009 0 Comentarios

Parecen haber aprendido de situaciones que antaño provocaban un amargo sabor de boca, eso de que otros se aprovechen descaradamente del trabajo realizado, como muestra podría servir el capítulo Ujfalusi. Poco a poco vamos volviendo de vacaciones y comprobamos que el Sevilla opta por la táctica del despiste. Como ya vivimos en el tema de Sergio Sánchez, donde se levantó la liebre de Jesús Gámez y finalmente se elegía al defensor catalán, esta vez se juega la misma baza con Fred, para según todo apunta contratar a Negredo. El fichaje, aún sin confirmar oficialmente, ya ha sido anunciado a bombo y platillo en todos los medios locales, nacionales e incluso a nivel internacional.

La inversión de este año se tomó con calma desde un principio, viendo las oportunidades, los giros, leyendo con precaución los movimientos del mercado, sabiendo esperar agazapado el instante preciso para actuar. De confirmarse finalmente la operación, se habrá apostado sobre seguro en todas y cada una de las operaciones realizadas durante este período estival. Contratando realidades y no proyectos, por muy prometedores que estos fueran. Invirtiendo muy puntualmente el dinero, pero con paso firme y concretamente en los puestos que deseaba reforzar. Una gestión que, según van concretándose los fichajes, más brillante parecen.

El asunto podría quedar finiquitado en cuestión de horas. No habrá que esperar mucho tiempo más, según comentan los diferentes medios de comunicación, para que Álvaro Negredo pase a engrosar las filas del Sevilla FC. De este modo el sector más atacante del plantel sevillano pasa por ser uno de los más potentes del viejo continente.

0 Comentarios:

Mail ElPelotasoBlog ElPelotasoBlog