On 2 jun. 2009 0 Comentarios

La estrepitosa subida del precio del carnet que tuvo lugar hace un par de temporadas escandalizaba a todo el sevillismo, hasta tal punto llegó el "robo" que varios consejeros se vieron obligados a salir y dar explicaciones. En ocasiones el abuso consistía en hasta 300 euros de diferencia de un año a otro, por ejemplo pasaba de costar 550 euros a los 800 en la zona de Tribuna Fondo. Las explicaciones que balbucearon en aquel momento fueron que se pagaba por un abono de un equipo Champions, en el que entraba una previa de la misma, otro partido de Supercopa y un Sevilla Atlético en 2ª División.

Después de muchas intentonas por convencer al personal, después de que por fin los medios oficiales se quitaran la careta y se posicionaran al lado de la clase dirigente dejando de lado al socio (al cliente), la masa tuvo que tragar a la fuerza con varios productos con los que a priori no contaba por los motivos que fueran. Las cuentas podrían parecer claras: unos 200 euros se birlaban por el filial sevillista, 50 euros volaban de tu cartera por la previa de Champions y con otros 50 te obligaban a pagar un partido de Supercopa de España... ahí estaban los 300 euros.

La crisis aguardaba a la vuelta de la esquina la temporada pasada, no se dejaba ver claramente como poco después está sucediendo, pero estar estaba. La campaña de renovación de abonos deparaba una nueva ofensa contra el sevillista, la sorpresa era mayúscula cuando en un Sevilla sin Champions y por lo tanto sin previa, sin ningún partido de Supercopa ni nada que se le pareciera y con el segundo equipo todavía en la división de plata, los abonos se mantenían en los dramáticos precios del año anterior. El panorama para ese padre de familia con dos niños y tres abonos que pagar en Gol Sur debió ser dantesco.

Imagino lo que supondría para ese mismo padre escuchar ayer de boca del presidente que esos mismos abonos se mantendrán de precio esta misma campaña. Oír como se le vendía la moto de que esos precios abusivos eran un detalle del club con sus aficionados. Que lejos de atender ese clamor popular que intenta respirar ahogado por una economía devastada quiere hacer comulgar al sevillismo con ruedas de molino. Se vuelve a pagar el carnet de un equipo Champions, eso si es cierto, pero esta vez sin ningún partido de previa de ninguna clase y por supuesto sin esos 200 euros que adjudicamos antes al Sevilla Atlético, que vuelva a 2ª B.

Todo incluso cuando varios equipos de la Primera División van anunciando medidas de ayuda al socio, tales como el propio abaratamiento del abono, el pago aplazado del mismo, más ayudas para los parados, etc, etc, etc. Esta nueva fechoría, este tercer timo flagrante al sevillista se vende como un detallazo por parte del club. Traducción: "estate contento que por lo menos te voy a mangar 300 euros en lugar de 400". Incomprensiblemente la medida ha sido más o menos bien aceptada en general, quizás la gente ya se había hecho el cuerpo a que le levantaran algo más de dinero y que sea el mismo que años atrás es un mal menor. Deleznable.

0 Comentarios:

Mail ElPelotasoBlog ElPelotasoBlog