On 24 jul. 2008 0 Comentarios

Publicado en Estadio Deportivo:

A los más pequeños resultará complicado explicarles la importancia del escudo
que lucen en su pecho. Suficiente tendrán con conducir el balón dos o tres pasos
sin que se les escape, pues el esférico es prácticamente más grande que sus
piernas. Para el resto no hará falta ni una sola palabra. La mirada se les
escapará hacia el cielo y el beso al emblema del club servirá para recordar cada
lágrima derramada por un niño como ellos.

Un pequeño que hace unos años
soñaba sobre el albero de Piscinas Sevilla con convertirse en una estrella del
fútbol y que inundó de tristeza el universo balompédico cuando se marchó
convertido en ídolo del sevillismo. Nace el Club Deportivo Antonio Puerta y lo
hace en las mismas instalaciones donde Antoñito deslumbró en sus inicios y a las
que, pese al éxito, volvió una y otra vez pleno de humildad y con su sempiterna
sonrisa. Ahora, cientos de chiquillos defenderán el nombre de la ‘Zurda de
Diamante’, haciendo lo que más le gustaba al malogrado Antonio: jugar al fútbol.

Como homenaje al ‘Héroe del Schalke’, la agrupación Deportiva Nervión,
cuna futbolística de Puerta -militó dos temporadas como alevín hasta que se lo
llevó el Sevilla- activó la maquinaria hace varios meses para homenajear de
forma perpetua al internacional español. Tal y como explica Federico Ramos,
presidente nervionense, para inscribirlo como entidad en la Federación Andaluza
de Fútbol fue necesario una autorización de los padres de Antonio, que, por la
buena relación mantenida con los blanquiazules, permitieron de buen grado la
utilización de dicha nomenclatura. De ese forma, el Club Deportivo Antonio
Puerta ya se encuentra constituido legalmente a todos los efectos y, aunque sus
primeros pasos los está dando de la mano del Nervión -existirá una relación de
filialidad-, cuenta con sus propios estatutos y su directiva.

Deportivamente, se estrena la próxima campaña con cuatro equipos en las
competiciones provinciales (benjamines, alevines, infantiles y cadetes) y
aportará su grano de arena a la formación de los más pequeños, pues la Escuela
de Fútbol del Nervión pasa a pertenecer al Antonio Puerta. Sobre el albero de
las instalaciones que comparten nombre con esta nueva sociedad, los
‘chiquitines’, con las camisetas por las rodillas, soñarán con ser futbolistas
ajenos a la grandeza escondida en el escudo de su pecho. Al verlos, Antonio no
podrá contener una sonrisa.

Álvaro Palomo

0 Comentarios:

Mail ElPelotasoBlog ElPelotasoBlog