On 6 jul. 2007 0 Comentarios

Sería difícil calibrar la indignación que, en estos momentos, debe sentir el sevillismo por su cuerpo. Escribo este post con el cuerpo poseído por una mezcla entre ira y un sentimiento parecido a la pena. Porque, cuando uno se siente estafado por el club de sus amores, la sorpresa inicial deja paso a la cólera, para que poco después te invada la tristeza. Por medio de sus representantes directivos, hoy cualquier sevillista que sienta a este club debe verse engañado, defraudado. Algo similar a lo que debe sucederte cuando te vez traicionado por un ser querido. Aún no me lo puedo creer... después de ver la aberrante rueda de prensa del Presidente y de visitar la web oficial del club, todavía no acierto a concebir el motivo por el que el equipo de mis amores, el club de fútbol que siempre quise y querré me esté metiendo impunemente la mano en mi bolsillo dispuesto a arrasar con todo lo que allí encuentre.

El abuso es terriblemente manifiesto. Para adquirir un carnet de socio que el año pasado costaba algo más de 500 euros, ahora habría que perderle tranquilamente el cariño a 800. Nada más y nada menos... pero los defraudadores responsables de esta decisión desorbitada saben juegan con ventaja, lo saben de buena tinta. Porque en "esta época de bonanza todos quieren ser sevillistas", es muy fácil, si alguien no puede permitirse pagar lo que piden ya vendrá otro que sí. Un afán recaudatorio cargado de ruindad y digno del más asqueroso de los desprecios. Todos esos sevillistas que han/hemos sufrido junto al Sevilla en Badajoz, en Albacete o en Oviedo... yendo a todos los partidos fuera de abono ya sean de Copa, Uefa o del Torneo de la Galleta... sacando entradas y vuelos para Eindhoven, Glasgow o Madrid.

Esas casas, esas familias en las que haya tres o cuatro carnets... habrá mucha, mucha gente que este año no sepa si va a poder sacar su abono o el de su hijo. Y que si lo hacen será después de un tremendo esfuerzo, o de anteponer el Sevilla FC a otras cosas importantes en sus vidas o las de terceros. Con esta desmesurada medida se le hace un enorme daño al sevillismo, esto es jugar literalmente con el sentimiento de miles de aficionados. Es una línea muy sensible la que se ha atravesado el Consejo de Administración, una manera muy poco razonable de convertirnos miserablemente en clientes en lugar de aficionados. Yo, ahora mismo solo tengo una preocupación, no sé si este año podré volver a sacarme el pase de temporada del equipo de mi vida.


PD 16:10h - La indignación alcanza cotas máximas cuando uno ve insultada su inteligencia en la Televisión Oficial del Sevilla Fútbol Club, más concretamente en el programa "Tertulia ¿Abierta?" (las interrogaciones las añado yo) presentado por Manolo Ruiz.

Jamás pensé que esto pudiera llegar a suceder algún día.


PD 17:15h - La irritación ya es insoportable, desde este humilde blog mando a tomar viento fresco cualquier banner o publicidad referida a SFC Radio o SFC Televisión. Hoy han evidenciado tener muy poco aprecio al sevillista/socio y mucho apego a las órdenes del que les da de comer.

Cada segundo que pasa crece la indignación.

0 Comentarios:

Mail ElPelotasoBlog ElPelotasoBlog