On 2 feb. 2007 0 Comentarios

Se vió un primer derbi copero feo, muy feo.

Vimos un conjunto visitante que iba a lo que iba. Metió el autobus desde el primer minuto hasta el último. Repartió patadas a todo aquel que se acercaba a los tres cuartos de cancha bética, que fue donde se jugó casi todo el partido.


Image Hosted by ImageShack.us


Las pérdidas de tiempo, protestas, y demás "triqueñuelas" legales en esto del fútbol fueron una constante en el choque copero de anoche.

Triquiñuelas legales pero poco atractivas para el espectador.


Image Hosted by ImageShack.us


Algo a lo que deben ir acostrumbrandose los espectadores de los campos de Primera División.

Algo normal si en el banquillo está Luis Fernández, el crack de Triana Dani en el terreno de juego y el portero-periodista Toni Dé correteando por la banda.

Como digo, el partido fue feo.

Si un equipo va a lo que fue el conjunto del barrio de Heliopolis, el partido se hace trabado, poco vistoso y desesperante para los amantes del buen fútbol.


Image Hosted by ImageShack.us


No tengo demasiado claro que ellos entiendan que han sacado un resultado que les permita estar tranquilos para la vuelta.

Pero sobre todo decir, que el defraudante espectáculo del Coliseo Nervionense fue permitido. Fue permitido por un colegiado, que no es que sea malo, es que fue un ladrón.

Image Hosted by ImageShack.us


Eres malo si te equivocas mucho, si no das pié con bola. Pero lo de anoche pareció premeditado.

Es materialmente imposible que todas faltas que le ha pitado este tipo a Kanouté sean faltas. Es estadísticamente imposible que todos los balones del Sevilla en ataque sean falta del Sevilla.


Image Hosted by ImageShack.us


Pero de entre todo lo que perpetró el tal Pérez Burrull en la noche de ayer fue el contragolpe de Kanouté, balón controlado en la divisoria y todo el campo para correr, que el tipo ha abortado porque Assunçao le ha pegado un pelotazo a un compañero suyo.

El brasileño dispara a puerta, le endiña a Miguel Angel, el balón rebotado queda perfecto para que Kanouté inicie una contra interesante y el muchacho detiene el juego y señala bote neutral. Entra la camilla, atienden a Miguel Angel, sale Miguel Angel y tarda cero coma dos segundos en volver al campo.


Image Hosted by ImageShack.us


En fin... recordar que en el estadio de La Palmera los goles valen doble. La cosa parece encarrilada para el primer equipo de la ciudad.

Lo último.

Image Hosted by ImageShack.us


Qué preciosidad lo vivido en los minutos previos al choque.

Con razón nos copian como nos copian.

Es que el Sevillismo está en otra dimensión en esta ciudad.

0 Comentarios:

Mail ElPelotasoBlog ElPelotasoBlog